estamos todos envejeciendo






soy capricornio aunque eso no tenga mayor importancia/ padecí por años de hongos en los pies pero jamás he sabido lo que es el estreñimiento o una hemorroide/ no fui a la universidad y ni aunque me la pagaran iría a una/ soy 84% alcohólico por opción y no me complica en absoluto celebrarlo, porque de esa forma le meto la lengua hasta el fondo a la cicatriz que me deja el insomnio/ nunca he tenido un jerbo pero sí una mafia de esqueletos/ fumo marihuana que yo mismo cultivo/ creo en Dios como energía más que como una iglesia/ tengo un diplomado en adicción al Clonazepam y a ciertos analgésicos/ escribo poemas que soportan de pie su propia escenografía/ soy calvo/ padezco de bruxismo en la memoria y una minusvalía de cuervos en el otoño de los genitales/ abdiqué de mi ebria cuantía y me quise morir una mañana dentro de un living/ siempre voy con sombrero o un pañuelo en la cabeza pues me quedó esa rara costumbre desde que un autobús me arrolló y me reventó el cráneo contra el pavimento/ no he tomado jamás cloruro de magnesio/ perdí la virginidad en una bodega y afuera recuerdo ladraban los perros/ no me gusta abrigarme en el invierno/ vivo resfriado/ se murió mi papá hace dos años y parece que hubiese sido mañana/ soy el mejor amigo del mundo pero en el mundo no tengo mejores amigos / hago extrañas melodías en el piano/ quizás lo que hago es el ridículo pero me importa bien poco/ tengo un amplificador inalámbrico con micrófono y en un pendrive pongo lo que hago en ese piano/ con tal artefacto me podrás ver algunas veces en las plazas, parques  y estaciones del metro de Santiago recitando con la espalda mojada y la boca seca/ en una cajita metálica caen monedas y no sabes la inmensa alegría que se siente poder comprarte un McDonald´s o un paraguas gracias al generoso donativo del transeúnte/ fumo más cigarros que los que aconseja el buen decoro pero no moriré de cáncer/ moriré de vida/ mi vieja hace dos meses rodó escaleras abajo y creo no podrá caminar sin bastón por bastante tiempo/ me compré un coche/ luego tuve que vender el coche/ ahora me quiero comprar una torre de control/ celebro que se esté perdiendo una astilla de oro en el centro de tu culo/ anduve en el cardiólogo creyendo que me había dado un preinfarto pero los exámenes salieron buenos/ reciclo mis zapatillas y mando a coser mis pantalones cuando se rompen/ cierro y vuelvo a abrir el blog según amanezca por las mañanas pero los dos sabemos que un día será el definitivo/ sufro de erecciones cada vez que veo caer flores sobre las tumbas/ publiqué un libro de poemas en Valladolid sin parafernalia ni absurdas presentaciones y se me cortó la regla en el sexo oral con el Atlántico/ no sé en qué va eso/ dejé de comunicarme con el mundo desde mediados de año/ reabrí el twitter hace poco y tengo la friolera de 5 seguidores/ en abril del próximo año viene Radiohead al Lollapalooza Chile 2017/ pero yo no iré a ver a Radiohead al Lollapalooza de Chile 2017 en abril porque a Thom Yorke lo siento como quien se pasma bajo la lluvia y de ahí al tormento mío hay sólo un paso/ le debo una disculpa a más de alguien pero sucedió que un día iba caminando tranquilamente por el Parque Bustamante
cuando se me atravesó de improviso la sombra chinesca de la locura

y si de golpe se te atraviesa esa puta
ojo, dama
ojo, varón
tienes que usar la inteligencia
para evitar el ultraje

detenerte bruscamente

parar en seco,
decir "me discrimino así tal cual me pillaste y que no me duela mucho"

y luego de haberte detenido
es tu obligación
lanzarte a navegar por puertos y ciudades
para poder huir
de la flema verde
cuya espesa y sangrante dulzura
te joderá la vida
hasta verte decapitado/ roto/ aturdido
y hediondo a soledad

óyeme
créeme que te la joderá

y te la joderá
bien jodida

como debe de ser
en estos tiempos convulsos
donde una palabra
vale menos
que su misma promesa
atascada de hambre bajo la lluvia



(también uso pulseras de cuero para disimular que a veces
me duele como un infierno
ver delincuentes cayéndose de mí